Sábado, Mayo 26, 2018

 Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías

ACEA: “Los camiones no son coches grandes”

camiones no son coches grandes

ACEA pide a la Comisión Europea que no utilice los mismos criterios para turismos y vehículos industriales a la hora de establecer estándares de emisiones de dióxido de carbono (CO2)

La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), ha reaccionado con celeridad a la propuesta lanzada desde la CE en relación con la puesta en marcha del primer estándar de emisiones de CO2 para vehículos industriales, solicitando a la Comisión Europea (CE) que no utilice los mismos criterios y un acercamiento similar para turismos y vehículos industriales a la hora de establecer estándares de emisiones de dióxido de carbono (CO2)

Dese ACEA destacan que “este tipo de vehículos tiene unas especificidades que deben ser tenidas en cuenta a la hora de regular”. “Al contrario que los turismos los camiones no son bienes de consumo. Son herramientas de trabajo utilizadas tanto por pequeñas como por grandes empresas”, aseguró el secretario general de la organización, Erik Jonnaert.

Desde ACEA destacaron que los vehículos industriales son fabricados en muchas ocasiones de forma específica para cubrir las necesidades de los clientes, por lo que existen “miles” de formas, longitudes y tamaños. “Dicho de forma sencilla: los camiones no son coches grandes. Por lo que, cuando se diseñan los estándares de CO2 para vehículos industriales pesados, los reguladores no deberían caer en la trampa de simplemente repetir el acercamiento utilizado para los automóviles”, añadió.

Así, desde la organización explicaron que los camiones representan una quinta parte de las emisiones de dióxido de carbono del transporte en la Unión Europea, a pesar de que copan más del 70% de la carga terrestre.

ACEA indicó que desde 2019 todos los fabricantes de camiones de la UE utilizarán la misma herramienta de cálculo para declarar las emisiones de CO2 de su gama de vehículos. Así, la asociación dio la bienvenida a la introducción de estándares de CO2 para camiones, aunque demandó que esta operación se haga de una forma “ambiciosa pero realista”.