Domingo, Enero 21, 2018

 Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías

El transporte de mercancías por carretera cerrará 2017 con un crecimiento del 5,5% en el mercado ibérico

mercado iberico

El transporte nacional continúa reuniendo una participación mayoritaria en España, con un porcentaje sobre el total cercano al 80% y un valor 10.960 millones de euros.

Según el Observatorio Sectorial DBK, el sector ibérico de transporte de mercancías por carretera mantiene desde 2014 una evolución positiva. La recuperación de la economía, tanto en España como en Portugal,y la positiva evolución de las exportaciones en ambos países están favoreciendo esta tendencia.
Y las previsiones para el cierre de 2017 mantienen esa tendencia ya que apuntan a un aumento adicional de la demanda, lo que anticipa un incremento de la facturación sectorial, tanto en España como en Portugal. El valor global del mercado podría situarse en unos 17.450 millones de euros al cierre de 2017, lo que supone un 5,7% más que en 2016.

El volumen de negocio global registró una tasa de crecimiento en 2016 del 2,4%, alcanzando los 16.510 millones de euros, tras haber contabilizado en 2014 y 2015 incrementos ligeramente inferiores al 2%. La facturación en España se cifró en 13.780 millones de euros, suponiendo el 83,5% del total, mientras que en el mercado portugués se situó en 2.730 millones.

El transporte nacional continúa reuniendo una participación mayoritaria en España, con un porcentaje sobre el total cercano al 80% y un valor 10.960 millones de euros. En Portugal, por su parte, los servicios de transporte interior concentran una participación menor, representando el 49% en 2016.

En 2015 y 2016 se registró una mejora de la rentabilidad sectorial, debido al aumento de la demanda y la tendencia descendente de los precios de los carburantes. Sin embargo, el encarecimiento del gasóleo registrado en 2017 presionará a la baja los márgenes de los operadores a corto plazo.

Respecto a la estructura del mercado, “La intensidad de la competencia y el exceso de capacidad-afirman los autores del informe- permiten adelantar un incremento adicional de la concentración de la oferta, tanto por el cierre de pequeños operadores como por la absorción de empresas de tamaño medio por parte de los principales grupos, los cuales continuarán reforzando su posición en el mercado”.

El número de empresas existentes en España se situó en 99.610 en 2016, mientras que en Portugal se redujo a 7.601. En consecuencia, en el conjunto del mercado ibérico operaban 107.211 empresas en 2016, un 3,7% menos que en el ejercicio anterior. Los cinco primeros grupos por volumen de ingresos en el conjunto del mercado ibérico concentraron en ese año alrededor del 13% del volumen negocio total, participación que se situó en torno al 19% al considerar a los diez mayores.